El Hoverboard que todos queremos

Home / Blog / El Hoverboard que todos queremos

np080515_lexushoverboard_article2El cine nos ha hecho soñar, maravillarnos y anhelar por que el futuro sea tan cool como lo promete. A sólo unas semanas de que se cumpla el vaticinio de Back to the Future 2, en la cual Marty llega a una cuidad en donde todo vuela, incluso en las patinetas, vemos con desilusión cómo Pepsi no se sube al tren y se rehúsa a lanzar a la venta una edición especial de su bebida, con el diseño mostrado en la cinta; hemos sido testigos de que los automóviles no vuelan, ni flotan, ni mucho menos utilizan basura orgánica como combustible (eso estaría muy, pero muy cool…); y fuimos timados hace unos meses con la supuesta creación de una patineta voladora que, al final, lo hacía gracias a la ayuda de una grúa y cables. O sea, una decepción de nuevo.

Pero Lexus, una armadora de autos de lujo, entró al quite y prometió crear la primera hoverboard funcional hace unos meses. Con un pequeño teaser, mostró una tabla que humeaba y que, supuestamente, flotaba sobre la superficie. Quienes se dediquen a la producción audiovisual saben que no es nada complicado fabricar un buen video en el que se simule que una patineta vuele y por eso nos mantuvimos incrédulos. Hasta hoy…

Hemos visto el video dos, tres, cuatro veces y nos deja con la boca abierta. Al fin, alguien encontró la forma de hacer que la patineta voladora de verdad exista y funcione tal y como fue mostrado en la cinta que tanto nos entretuvo de niños. El futuro al fin llegó…

Pero es demasiado bello para ser verdad.

Rob Holland, quien escribe sobre deportes extremos, detalla algunas especificaciones técnicas de la Lexus Hoverboard, pues él ya la usó e indagó sobre cómo funciona. De acuerdo con él, la tecnología no es nueva, sino adecuada al producto y, lamentablemente, es incosteable para el consumidor común (aunque no descarta que en un futuro  cualquiera pueda adquirirla).

Eso sí, es necesario rellenar la hoverboard con nitrógeno líquido cada 10 minutos, pues los superconductores magnéticos que la mantienen en el aire se sobrecalientan y podrían causar un accidente. Asimismo, sólo funciona sobre un riel metálico. Así que no funcionará sobre ninguna superficie, a menos que éste cuente con una considerable inversión en magnetos en su superficie, pues…

Pero hey, veamos el lado positivo, ¡Ya se dio el primer paso!

Publicaciones relacionadas